Imagen post photocall original

¿Estás pensando en poner un photocall en tu boda?

Las parejas cada vez le dan más vueltas a la decoración de sus bodas, sin duda uno de los puntos álgidos, ya que esta lleva impregnada los gustos de los novios, su creatividad y su estilo, además de servir de hilo conductor para crear diferentes ambientes y zonas para que los invitados puedan disfrutar aún más.

Rincones con encanto, un photocall diferente

En la era de las telecomunicaciones no es de extrañar que los novios dejen volar su imaginación y reserven un rincón para el photocall, lugar donde todos los invitados podrán hacerse fotos y guardar un recuerdo. Puede instalarse durante el cóctel, donde saldrán fotografías en plan serio, o en el momento del baile, donde saldrán fotos más divertidas y desenfadadas, esta es la opción más popular actualmente.

Los hay de un montón de estilos, y han ido evolucionando a lo largo de los años. Los originales consistían en una lona con un dibujo o fotografía de fondo, ahora van más allá, desde incluir un fotomatón con atrezo para sacar el lado más divertido y gamberro de los invitados, hasta rincones con encanto, creando espacios únicos y diferentes.

Hoy os traemos inspiración para esos rinconcitos mágicos, donde las más coquetas, y los más coquetos, que a ellos también les encanta, podrán hacer sus posados más románticos, divertidos y originales. Nos encanta ver como los invitados se sorprenden con este tipo de decoración/photocall, y no hay mejor medida del éxito de éste que ver la cantidad de fotografías que aparecerán después del evento.

Los ambientes van con la temática, no olvidarlo. Si la boda es boho chic, ese ambiente que evoca a los años 70, es ideal un fondo con lanas naturales, en forma de mandalas o atrapasueños, o simplemente dejándola caer.

Si sois creativos y os queréis lanzar a la piscina, aparte de ahorrar, el photocall es perfecto para sacar vuestra inspiración y hacer un photocall DIY.

El photocall no tiene porqué ser solo un fondo plano, se puede jugar con elementos varios, como cajas, marcos, sofás,… Una decoración vintage dará juego a introducir unos sofás o sillones viejos, a maletas antiguas, tocadiscos…

Una boda de temática ibicenca, donde el blanco es el protagonistas, un fondo con telas de encaje blancas, alfombras y cojines a conjunto… ¡ya nos estamos viendo en una noche de verano haciéndonos unas preciosas fotos!

Para los amantes de los viajes, una caravana antigua, ¡es lo más! Dará mucho juego a los invitados, además de que puede crear varios escenarios, las fotos pueden ser dentro o fuera de la misma.

No Comments

Post A Comment